Cáritas parroquial

Cáritas Española tiene por objeto la realización de la acción caritativa y social de la Iglesia en España, a través de sus miembros confederados. Entre estos se encuentran las Cáritas Parroquiales que coordinan, orientan y promueven la acción caritativa y social en su parroquia.

Si bien la acción de Cáritas se extiende a cualquier situación de exclusión y riesgo social, las Cáritas Parroquiales limitan su acción a las necesidades de su propio entorno, así como a las posibilidades, tanto materiales como humanas, de las que disponga.

En nuestro caso, Cáritas Parroquial Nuestra Señora del Pilar ofrece los siguientes servicios:

DESPACHO DE ACOGIDA

Es la primera toma de contacto con nosotros para cualquier persona que busque nuestra ayuda.

Es cierto que la organización de Cáritas pide que sólo se dé servicio a las personas que residan dentro del ámbito territorial de la Parroquia para evitar duplicidades y picaresca, pero, en un primer momento, atendemos a todo el que viene y, bien nos hacemos cargo, o bien le derivamos a donde proceda según cada caso.

En el Despacho de Acogida, que abre cuatro días a la semana, se realizan entrevistas personales para detectar las necesidades reales de cada persona o familia, pues lo que se busca es la solución al problema de fondo y no «poner parches», acompañando a la persona durante todo el proceso.

También se realizan reuniones formativas/informativas con las familias.

PROGRAMA DE ALIMENTOS

Este programa no se realiza de manera sistemática sino que se atiende a las necesidades concretas de cada familia, identificadas en el Despacho de Acogida, por lo que no todas ellas reciben alimentos y, entre las que los reciben, tampoco lo hacen de igual manera.

Los alimentos que se reparten se obtienen de donaciones en la «Operación Kilo» que se realizan mensualmente en la Parroquia y en un supermercado próximo. También contamos con la aportación del Banco de Alimentos.

PERSONAS MAYORES

El Espacio de Ocio y Encuentro para Personas Mayores pretende, principalmente, favorecer las relaciones personales para evitar el aislamiento y la soledad. Funciona, de momento, dos tardes al mes (primeros y terceros martes de mes, a las 17:00 horas) y se ofrecen ejercicios de psicomotricidad y de memoria, dinámicas de grupo, juegos y merienda.

MENORES

El servicio a los menores comenzó con el Aula de Apoyo Escolar para ayudar en sus estudios a los menores que lo necesitasen y sus familias no pudiesen facilitársela por cuestiones económicas o de otra índole.

Actualmente, además se realizan salidas trimestrales culturales y de ocio, se dan charlas ―en colaboración con la Policía Nacional― sobre prevención y detección de acoso escolar y los peligros de Internet; existe también un servicio de Ludoteca y se les ofrece la posibilidad de participar en los campamentos de verano que organiza la parroquia.

CENTRO DE ESCUCHA

Es nuestro servicio más reciente pero que crece poco a poco ya que cada vez está siendo más demandado. Ofrecemos la escucha como herramienta de sanación a aquellas personas que pasan por momentos de crisis por duelo, situaciones familiares difíciles, etc. El servicio es llevada a cabo por voluntarios formados en el Centro de Humanización de la Salud.

Nuestro Centro de Escucha está coordinado con otros centros de nuestro barrio y de San Blas y colabora con el Centro Residencial para familias JMJ 2011 de Cáritas Madrid.

COORDINACIÓN DE VOLUNTARIOS

Ofrecemos a todos nuestros voluntarios orientación y acompañamiento en su labor, se les informa sobre cursos y materiales que puedan serles útiles y buscamos asignar a cada uno el servicio que mejor encaje con su perfil.

Cada trimestre hacemos un Encuentro de Voluntarios que refuerza el trato humano entre todos y favorece el sentido comunitario que tiene el voluntariado de Cáritas.

COMUNICACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

Para Cáritas es tan importante la acción social como la sensibilización de la sociedad y por eso organizamos campañas fijas (Navidad y Reyes) y otras ocasionales cuando son necesarias. También el Mes de sensibilización «Y si yo fuera…» con el que tratamos de ponernos en el lugar de las personas que peor lo pasan.

Además, procuramos no descuidar nuestra cartelería, folletos, avisos y comunicados para que, además de informar, sean un toque de atención para todo el que los vea.

COMPARTIMOS RECURSOS

Desde 2016 venimos colaborando con la Parroquia San Blas en la construcción y puesta en marcha del Proyecto Rawy consistente en acondicionar y dotar de material un local para atender a jóvenes del barrio de San Blas. Compartir y ofrecer lo que tenemos es puro Evangelio y no podemos soslayarlo.